Miércoles, 09 Julio 2014 23:42

El 2016 está muy cerca y muy lejos. Tan cerca que lo que hagamos en los próximos meses será determinante para el futuro del país. Tan lejos que de aquí a las elecciones del 2015 pueden pasar muchísimas cosas, desde afuera y desde adentro, condicionando también nuestro destino.
A diferencia del 2001 cuando poco era lo que podíamos perder, salvo las cadenas, hoy podemos perder mucho, porque estamos recuperando conquistas, mejorando situaciones sociales, consiguiendo más justicia frente a diversas injusticias, y fundamentalmente tenemos la esperanza de seguir avanzado, corregir puntos débiles, errores, lik01 ico kuadernos.com.armitaciones, e incrementar las fuerzas para profundizar el cambio social tan necesario para conseguir una Argentina y un mundo mejor.
El fallo de la Corte Suprema de Justicia de EEUU representa un duro golpe contra la Argentina y contra las posibilidades soberanas de otros países. Y el panorama es incierto aún cuando se pueda descomprimir la situación creada.
Pero además, gracias al arbitrario fallo de la Corte en EEUU, una cuestión casi estructural aflora nuevamente con su enorme carga explosiva, que puede detonar en todo o en parte en los próximas meses o luego del 2015, según quién gane las elecciones.

Martes, 17 Junio 2014 01:00

El fallo de la Corte Suprema de Justicia de EEUU representa un duro golpe contra la Argentina.

Son muchas las cuestiones que el fallo provoca o puede provocar, todas perjudiciales para el pueblo argentino.

El fallo, en primer lugar del Juez norteamericano Griesa y luego de la Corte norteamericana, pone en jaque (se lo proponga o no) a las políticas económicas, sociales, educativas y culturales iniciadas por Néstor Kirchner y continuadas por Cristina Fernández.

Frente a ello no es una buena política desdramatizar el asunto, relativizarlo, decir “no es para tanto” y que “sólo hay que ganar un poco de tiempo hasta diciembre” (cuando ya los del 92% que acordó no puede intentar una vuelta atrás con el reclamo) o creer que se resuelve con intentar algún acercamiento con el juez.

Aquí hay mucho que está en juego. Mucho lo que peligra y la sombra del 2001 y de sus artífices comienzan a perfilarse como alternativa de recambio. Porque por supuesto es muy fácil salir de esta situación desde esa postura: pagar deuda con más deuda, recurrir al FMI como pedía Binner cuando la negociación del Club de París; “volver a los mercados de créditos” (como plantea el massismo, el peronismo Federal, el radicalismo, el socialismo y el macrismo), hacer algún nuevo mega o mini megacanje y volver a la situación pre 2001, a la fiesta para unos y la miseria absoluta para otros.

No le será fácil al gobierno nacional enfrentar la situación sin arriar alguna bandera. Y la pregunta principal es ¿lo hará?.

Martes, 23 Abril 2013 22:51

Las diversas posiciones sobre la democratización de la justicia ¿apuntan a una justicia para todos o a una justicia para pocos?; o mejor dicho aún, ¿a una justicia de todos o a una justicia de pocos?.

Y para evitar discusiones que obscurecen, o tomas de posición a favor o en contra del gobierno que impiden una reflexión algo más objetiva del problema y de sus soluciones, no hay nada mejor que alejarse del problema actual y verlo más lejos del lugar y del tiempo.

Jueves, 12 Abril 2012 10:11

La inseguridad y la violencia que vemos y padecemos en Argentina son temas que están en el tope de las preocupaciones de mucha gente. También es una de las acusaciones favoritas que hace la oposición al actual gobierno, o a los actuales gobiernos, pues los provinciales también tienen sus responsabilidades y son interpelados por las oposiciones locales que no siempre coinciden con las nacionales.

Al mismo tiempo, quienes se defienden de las críticas dirán que el problema viene de antes o que existe pero está muy magnificado, y traerán a colación datos ciertos que muestran que la sensación de inseguridad es mucho mayor en Argentina que en otros países que están evidentemente peor que Argentina (caso México, Colombia, Brasil, por mencionar sólo algunos). O que están haciendo esto y lo otro para mejorar las cosas, lo que también suele ser cierto en muchos casos, pero lamentablemente sin obtener los resultados esperados.