Absoluta degradación del gobierno santafesino: Franco Casco, Detenido–Desaparecido y hallado 24 días después, asesinado

Lo que pasó con Franco Casco no es cualquier hecho, cualquier muerte. No estamos hablando de un asesinato más, o una desaparición seguida de muerte más, hechos de por si aberrantes y condenables. Estamos hablando del quiebre total del gobierno o desgobierno santafesino que con su “modelo” y sus ideas de “país normal” ha llevado a que las dos principales departamentos de Santa Fe, Santa Fe y Rosario, batan todos los records del país en asesinatos, hechos de violencia, robos, cantidad de bunker que venden drogas y funcionarios policiales vinculados a diversos delitos. Mientras la media de asesinatos cada cien mil habitantes en Argentina es menor a 6, en Rosario superan los 23.

Pero si todo aquello es gravísimo, a pesar o gracias a que buena parte de la ciudadanía los sigue premiando con sus votos, lo ocurrido con el joven Franco Castro es el quiebre total del cual no hay retorno. Estamos en presencia de un nivel de degradación gubernamental - policial que recuerda las peores épocas: estamos en presencia de un detenido-desaparecido, pero no en dictadura, en democracia. Y un detenido desaparecido que. ahora lo sabemos, fue asesinado aunque no ocultaron tan bien el cadáver, pues terminó apareciendo flotando en el río, con un alto grado de descomposición, por lo que se especula que llevaría más de 20 días asesinado.

La desinformación -y silencios- que se produjeron en esta veintena de días por parte de la policía, del gobierno de Santa Fe, del Poder Judicial y de los medios de comunicación son escandalosos. Nomás recordemos que hasta un día antes del hallazgo de su cadáver en la prensa el gobierno “informaba” que había tres testigos que habían visto a Franco con vida el domingo y les había pedido ropa y comida para viajar a Buenos Aires.

Un nuevo giro en el caso de Franco Casco renueva la esperanza de encontrarlo. Según tres testigos, el muchacho de 20 años desaparecido hace 23 días, fue visto en una parroquia de barrio Luis Agote –cercana a la Comisaría 7ª donde fue detenido por resistencia a la autoridad– pidiendo por ropa y comida. Ahora seguían una pista que indicaba que se habría tomado un medio de transporte de regreso a Florencio Varela”

En diálogo con Radiópolis, el programa que conduce Roberto Caferra por Radio 2, el secretario de Control de las Fuerzas de Seguridad provinciales, Ignacio Del Vecchio, confirmó que el pastor y dos empleados de una parroquia ubicada cerca de la terminal de ómnibus, tuvieron contacto con Casco el domingo pasado”

(Rosario3 y otros medios)  http://www.rosario3.com/noticias/policiales/noticias.aspx?idNot=154212

El joven había llegado desde Florencio Varela, provincia de Buenos Aires, los primeros días de octubre para visitar el fin de semana a sus tías y primos. Con 20 años, trabajaba de albañil, tenía un hijo de 3 años y su compañera 18. El lunes 6 iba a volver en el tren pero no puede tomar el primer servicio y avisa a su casa que tomará el tren de la noche. Sale de casa de sus familiares rosarinos para tomar dicho tren, pero no llegó a destino: nunca más se supo de él. marcha por Franco Casco

 

Dada la desinformación existente y las profundas implicancias de lo ocurrido, vale la pena intentar una reconstrucción de los datos disponibles.

Como no llega el 7, ni llega el 8, la tía hace ese 8 una denuncia por su desaparición en la Comisaría 20°. Al seguir sin datos, el padre, Ramón Castro, viaja a Rosario el 10 y comienza a buscarlo. Con la foto de su hijo recorre distintos lugares sin éxito.

La madre, Elsa Godoy, llega el 12 de octubre a Rosario va a la Comisaría 20 (del barrio de sus familiares) y allí le indican que Franco estuvo detenido en la 7°, Caferatta al 300.

Cuando la madre llega a esa Comisaría el lunes 13, allí le dicen que lo detuvieron el martes 7 y que estuvo allí desde las 13hs a las 22hs en que lo dejan libre:

Me dieron vueltas para mostrarme el libro, cuando me iba a dar el libro el suboficial, lo llamaron para adentro, un colega de él lo llamó y lo tuvieron 20 minutos adentro, después sale con el libro y ahí es cuando yo me entero que fue el día martes que lo detuvieron" y siguió: "Ellos me dieron muchas vueltas, me mandaban a un lado y a otro... yo no estoy conforme, yo pienso que me hijo estuvo todo el tiempo en la Comisaría, mientras yo iba y venía, lo buscaba por todos lados, el estuvo ahí"

La policía me decía que ellos habían dado la libertad y que de ahí en más no sabían más nada. Supuestamente la Veinte tendría que haber pasado la comunicación a todas las Comisarías de que lo estábamos buscando y nunca la pasaron. Y de la Séptima me mandaban a buscarlo a tal lugar, y así todos los días me mandaban a que yo vaya a buscarlo a "tal lugar". Yo iba y no estaba."

Cuando fue consultada por los periodistas sobre qué opinaba sobre lo que puede haber pasado con su hijo, declaró: "No sé si le tuvieron ahí, si le pegaron o si le hicieron algo, me dieron muchas vueltas, me mandaban de un lado a otro, lugares que yo no conocía, ellos lo tendrían que haber buscado ¿por qué me mandaban a mí?" y siguió: "Él ya me había llamado ese lunes al medio día diciendo que regresaba porque nos extrañaba a nosotros"

Luego la madre radica la denuncia en la Fiscalía a cargo de Guillermo Apanowicz. Pero en realidad nadie investiga nada. Sólo empiezan a moverse algunos engranajes cuando la noticia aparece en los diarios, en los reclamos de diversos organismos y de algunos pocos diputados provinciales. Pero todo sigue igual ante la impasibilidad del gobierno provincial, la policía, la fiscalía y la justicia y la poca información o desinformación de los medios de comunicación.

Recién el día martes, 28 de noviembre, es decir, 22 días después, cuando la familia concurrió a la Fiscalía acompañada por diversas organizaciones, luego de una larga espera, el fiscal mencionado junto al secretario Leandro Trangoni, le mostraron a la mamá unas fotos de Franco, con el rostro desfigurado por golpes. Fotos que provenían de la propia policía. Allí también le mostraron una copia del libro de actas donde supuestamente Franco habría firmado su salida. La madre negó que esa fuera su firma. Otras versiones, también hablan que en dicho libro de actas antes no existía firma alguna. Lo contundente es que cuando la madre estuvo en dicha Comisaría, el día 13, le negaron mostrar el libro de actas.

El fiscal también le informó a la madre de que Franco fue detenido a partir de una denuncia por intento de robo a un vecino. Obviamente que ese vecino no aparece para confirmar su denuncia. Y nos hace recodar cuando semanas atrás los medios “informaban” que el comisario había manifestado que lo habían detenido pues un vecino lo había llamado a su celular pues había unos jóvenes en actitud sospechosa. Obviamente los comisarios de policía reparten su número de celular a todos los habitantes de Rosario para que se comuniquen con ellos de cualquier movimiento sospechoso...

En la Comisaría Séptima les confirmaron que había estado detenido allí por supuesto "desacato" y por estar "dado vuelta", a media cuadra de la Comisaría.”

Y sobre ese fiscal, su accionar no es difícil de deducir si escuchamos sus declaraciones luego de la aparición del cadáver:

Hasta ayer era una búsqueda de paradero de persona, hoy con la aparición del cuerpo estamos trabajando en la hipótesis de un homicidio o un suicidio”, dijo el fiscal del caso, Guillermo Apanowicz.”

 http://www.vianoticias.com.ar/aparecio-muerto-franco-casco-el-joven-desaparecido-en-rosario-tras-estar-en-una-comisaria/

Para ese entonces, Franco, detenido-desaparecido, es imputado del delito de resistencia a la autoridad. Y pasa a defenderlo el abogado Gabriel Gabón, que señala días después. “Lo que hace el fiscal es poner la investigación en manos de Asuntos Internos y allí empiezan a plantar pruebas”.

Ante el cúmulo de irregularidades, el defensor Gabriel Ganón, recurrió a la Procuraduría contra la Violencia Institucional, donde presentó una denuncia por “desaparición forzada de persona”, un delito de índole federal. Mientras tanto, organizaciones sociales del barrio Ludueña –pegado a Empalme Graneros– motorizaron la marcha frente a la Seccional 7ª.

La nutrida movilización, que partió desde el Cruce Alberdi, con varias organizaciones barriales, políticas y de derechos humanos, se realizó el 30 de octubre a la tarde. Los manifestantes exigieron frente a la Comisaría la aparición con vida del joven desaparecido. “Alerta, alerta, alerta que caminan, milicos asesinos por las calles rosarinas”, “No es un policía, es toda la institución”; “aparición con vida, el Gobierno es responsable”; y la denuncia de la continuidad de prácticas de la última dictadura argentina, fueron parte los cantos de los movilizados

Nadie del Gobierno de la provincia se comunicó conmigo”, dijo la madre de Franco, en declaraciones al llegar la manifestación a las puertas de la Comisaría Séptima con duras críticas al accionar policial y al silencio oficial por parte de los funcionarios del Gobierno de Antonio Bonfatti.

Entre los manifestantes se encontraba Ramón Casco, el padre de Franco, quien el 10 de octubre estuvo en Rosario recorriendo Comisarías, "Pero no me dieron ni bola", dijo ese día.madre de franco casco

La madre de Franco además declaró: “La Policía no lo busca, Nunca lo buscó. Desde el primer momento que lo detuvieron, no nos dieron noticias de él. Cuando pregunté por él me mostraron una foto donde estaba todo golpeado. Eso es todo lo que sé de él”.

La madre fue muy clara en criticar el inexplicable silencio del gobierno socialista, que a 24 días de una desaparición que debería conmover la situación política en la provincia, no se han comunicado, ni puesto a disposición, ni colaborado con la investigación para que aparezca Franco. “Una verdadera vergüenza”

A pesar de las afirmaciones de la madre del joven desaparecido, y de las evidentes dudas y desconfianza en torno al rol policial, algunos periodistas hicieron hincapié en cuestionar o dudar sobre los hábitos del joven, por ejemplo si fumaba marihuana, en lugar de apuntar hacia el rol de la Policía y el silencio oficial.

Como siempre, a la juventud no pudiente o no blanca, rubio y de ojos azules, se les invierte la carga de la prueba: son culpables hasta que demuestren lo contrario. Durante los días que estuvo desaparecido Franco en los medios tejían conjeturas sobre él, que estaba drogado, que estaba “perdido”, que se resistió con violencia, que le tiró piedras a los policías (seguramente las trajo de Florencio Varela pues en esa zona de Rosario no hay piedras), que estaba en actitud sospechosa, aunque los policías mismos tuvieron que reconocer que carecía de antecedentes penales.

Desaparición forzada. El único imputado es el que murió

En la continuación de la audiencia pública de habeas corpus, realizada cuando los familiares de Franco Casco ya habían reconocido el cuerpo, se tomó declaraciones a tres agentes de la Comisaría 7 y a la doctora que realiza los informes médicos de los detenidos, antes y después de ingresar. La sala de audiencia se tiñó de contradicciones y amnesia intencional por parte de los declarantes. Todo apunta al poder policial y es cuestión de profundizar la investigación para que las sospechas se conviertan en certezas.

La causa, que ahora será investigada por la fiscal de la Unidad de Homicidios, Mariana Prunotto, deberá atravesar distintas etapas en las que, como en las audiencias de habeas corpus anteriores, se buscará entibiar la responsabilidad de la policía. El testimonio del jefe de Sumarios de la Comisaría 7, César Acosta, fue una muestra clara de esto, pero que a la vez desnuda una serie de medidas que podrían ser cuestionadas.

Por un lado, Acosta relató ante el juez que aquel día salieron junto al Comisario Álvarez a patrullar por un llamado que el mismo jefe de la Comisaría había recibido a su teléfono particular por parte de un vecino identificado en un primer momento como Daniel, por dos supuestos sospechosos que circulaban por la vía pública. Lo llamativo es el motivo que Acosta aduce para detener a quien luego sería identificado como Franco Casco. “En calle Catamarca y Constitución junto a un árbol había una persona, era el único que estaba ahí solo y nos pareció sospechoso que esté al lado del árbol”, dijo Acosta con total naturaleza

Extraído de Notas. Periodismo Popular. Por Martín Stoianovich

http://notas.org.ar/2014/11/02/como-sigue-causa-desaparicion-muerte-franco-casco/

Y en la misma nota se sigue:

Esto se trata de una desaparición forzada, por eso pedimos la intervención de la Procuvin, y creemos que el camino que hay que seguir es el que corresponde. Franco fue detenido, es el único imputado hasta ahora en la causa, es el que desapareció, y el que seguramente fue asesinado por la policía”, aseveró a Notas Gabriel Ganón luego de la audiencia. Explicó también que en esta nueva etapa queda “investigar como no se hizo hasta ahora”.

El legajo del fiscal no avanzó hasta que esto no salió en los diarios de la ciudad. A partir de esto el fiscal empezó a intentar investigar qué había pasado con Franco, descartando desde el comienzo cualquier participación policial. Lo cual es indignante y revelador de la poca credibilidad que tienen los poderes públicos-punitivos de la provincia de Santa Fe”, expresó además, insistiendo en un “funcionamiento perverso de la Justicia en contra de los pobres”.

Ganón analizó que la falta de celeridad de la investigación encabezada por el fiscal Guillermo Apanowicz (quién tomó la causa en un primer momento) desembocó en la pérdida de datos importantes, como lo son las filmaciones de las cámaras de seguridad. “El fiscal se tendría que declarar incompetente y lo que está haciendo es querer mantener su competencia para poder seguir barriendo, como hasta ahora, la tierra debajo de la alfombra”, apuntó.

También hubo un mensaje para Ignacio Del Vecchio (secretario de Control de las Fuerzas de Seguridad): “Debería estar presentando la renuncia. Eran pruebas plantadas por la policía para tratar de distraer y confundir a la población y excusar todo tipo de responsabilidad de la policía”.

Afuera, en las escalinatas de Tribunales Provinciales, Ganón junto a Elsa, la madre de Franco, pidió a las organizaciones presentes que no aflojaran en la compañía a los familiares de Franco. Ahí mismo, consideró al hecho como delito de lesa humanidad y apuntó nuevamente a la justicia elitista. Mientras tanto, la fachada del edificio de Tribunales dejaba ver en una pintada un nuevo mensaje: “Yo sabía que a Franco Casco lo mató la policía”.Franco-Casco-lo-mat-la-polica-680x365

El periodista Martín Stoianovich con razón afirmaba que “en los próximos días se creará sobre la vida ya extinta de Franco una serie de hipótesis que intentarán desligar a la policía santafesina de este fatal desenlace. Tal como sucedió en un primer momento, cuando se buscó justificar su detención, la justicia probablemente actuará de una manera cómplice al servicio de la policía provincial que acumula en su historial denuncias por delitos de todo tipo o a prácticas acordes a otras épocas de la historia argentina que poco tiene que ver con esta democracia entre comillas a la que se tiene acceso de una manera totalmente desigual.”

Los días en los que la “justicia” se demoró en hacer su trabajo con certeza, fueron suficientes para que el cuerpo del pibe aparezca descartado y para que de plano, por ahora, no haya posibilidades de incriminar técnicamente a la policía y su accionar.

Funcionarios del gobierno provincial colaborando con la implantación de falsos testigos que decían haberlo visto, como método desesperante para frenar las movilizaciones que exigían la aparición con vida de Franco, daban cuenta del grado de connivencia del que ningún gobierno llega a prescindir. Por otra parte, los organismos de Derechos Humanos y organizaciones políticas y sociales que acompañan a la familia de Franco, sostienen que detrás de esto, y como en infinitos casos similares, la responsabilidad recae sobre la policía y su eterna costumbre de criminalizar a la pobreza y matar a los pibes que la padecen.”

Las imágenes de las cámaras de filmación borradas

Es importante consignar que por la zona de la Comisaría existen cámara de filmación que podrían haber mostrado la salida de Franco de la Comisaría (en qué condiciones y con quién), pero, y de nuevo la presencia de la corrupción y complicidad policial-judicial-gubernamental, se demoraron los trámites en pedir dichas filmaciones de manera tal de que cuando las pidieron ya estaban los registros borrados (por sobreescritura). Por ejemplo la cámara del Banco, que está casi al lado de la policía, declaró que tiene la obligación de conservar las grabaciones de sus cámaras de seguridad por 14 días, pero que cuando se las solicitaron ya había vencido dicho plazo...

El instituto médico legal para abonar la hipótesis de un suicidio manifestó que el cuerpo no tenía síntomas de lesión (rotura de algún hueso) ni de bala. Claro que dicho “diagnóstico” está realizado sobre la base de un cuerpo en el no existían casi partes blandas, que entre el agua, el tiempo y los peces apenas pudieron reconocerlo por restos de un tatuaje donde estaba escrito el nombre de Thiago (el de su hijo) y por la dentadura.

"Hoy por hoy no se pudo precisar la causa de muerte. El estado de descomposición del cuerpo hace imposible definir la causa de muerte. Tampoco pudimos determinar el tiempo de muerte. Sí podemos decir que tenemos un cuerpo que estuvo en el agua aproximadamente quince días o más", agregó Rodríguez. E insistió: “No tenemos ningún signo objetivo de violencia”. Como si la muerte misma no lo fuera...

No sería de extrañar que desmayado o muerto lo hayan tirado en el Ludueña, antes de que el arroyo se meta bajo la ciudad, con la esperanza de que quede enredado para siempre o el tiempo suficiente para que nunca vuelva a flote cuando salga al Paraná. No hace mucho que un muchacho se ahogó allí y para recuperar el cuerpo hubo que romper una calle para entrar en la tubería. Una de las tantas lineas que deberían haber sido investigadas revisando GPS, cámara y posibles testigos de algo raro en aquella fecha, por zonas posibles de arrojar el cuerpo. Pero no se hizo ni se hará.

Otra de las irregularidades es que cuando Franco estuvo detenido en la Comisaría 7° fue revisado por una médica que firmó un informe en el que sostiene que Franco tenía golpes, estaba obnubilado y desorientado en tiempo y espacio. Sin embargo, y pese a ese diagnóstico, el chico no fue derivado a un hospital. Es más, como entendieron que ya estaba recuperado, lo pusieron en libertad. Claro que no lograron encontrar la casa de sus tíos ya que el joven no estaba orientado. Pero en vez de buscar ayuda médica, lo dejaron en la calle. ¡Cuando verso!

El ingreso a la Comisaría también fue irregular. Figuraba como Franco Godoy, que no es su nombre. Para Ganón el caso debe ser investigado por la Justicia Federal. “El fiscal dice que no duda de la Policía, dice que no hay irregularidades. No allanó la comisaria, no secuestró los libros, ni los GPS de los patrulleros. Es todo demasiado irregular y se enmarca en la desaparición forzada de personas”.

http://www.infojusnoticias.gov.ar/opinion/franco-casco-cuando-a-nadie-le-importa-la-suerte-de-un-pibe-pobre-143.html

El problema es más profundo y la corrupción y complicidad mayor

La noche antes de la aparición del cadáver, en el programa de Radio Nacional “Al Centro y Adentro”, se entrevistaba a Enrique Font, abogado especialista en Criminología, miembro, responsable de Implementación del Protocolo Facultativo de la Convención Contra la Tortura de Naciones Unidas, y docente en la Facultad de Derecho de la UNR. Sus opiniones son muy útiles para entender lo que pasó y lo que está pasando en Santa Fe:

- Quique, muy buenas noches, te saluda Mauro Reynaldi, estamos con Horacio Guardia y Fernando Pisani, en el Centro y Adentro por Radio Nacional de Rosario, queríamos saber tu opinión sobre lo que está pasando, con el caso de un chico joven, Franco Casco,..... ¿tenemos un nuevo caso Arruga?

- Bueno, la verdad que esperemos que no, pero hasta el momento los elementos indican que .. haber, sabemos que estuvo detenido, que en la detención, por las fotos mostradas a la madre, Franco estaba muy golpeado, o sea que todo indica que fue torturado en la Comisaría; no se notificó a la defensa, o se que la policía violó, como lo hace sistemáticamente, las obligaciones que tiene en términos de la salvaguarda que toda persona detenida tiene que tener en cuanto a un abogado particular o a la defensa pública, y la situación es esta, técnicamente desaparecido, es un caso de desaparición forzada de personas porque es un caso de una persona es detenida, está registrado su ingreso a la Comisaría, hay elementos que indican que fue golpeado, no está claro cómo fue su salida-

Espero que no sea así, que se haya ido, que esté en algún lado, que lo encuentren y que lo encuentren bien, pero hoy técnicamente esa es la situación y desgraciadamente es una situación que es factible de que ocurra en la provincia de Santa Fe, que es una policía muy violenta, profundamente corrupta y atravesada por el delito y en un contexto de un gobierno que le ha dado cada vez más autonomía, que, más allá del discurso que tienen un plan de seguridad democrática, lo que hacen es nombrar policías retirados y gendarmes en áreas claves del gobierno. Es decir incumplen el punto principal de lo que son los lineamientos de seguridad democrática que es de una conducción política, civil, efectiva de la política de seguridad de la institución policial. Entonces en este contexto, desgraciadamente, las posibilidades de que haya ocurrido una desaparición forzada, insisto, espero que no sea así, tiene un alto grado de probabilidad y hay elementos muy preocupantes y ojalá que no sea así, pero aunque no sea así y esto se resuelva, y Franco aparezca porque se fue de viaje, porque le pasó algo y está en otro lado, las condiciones para que un caso como este se den están presentes, la policía de la provincia de Santa Fe es torturadora, es violenta, es corrupta y viola permanentemente los derechos humanos de los sectores populares.

Pregunta: - hay una cuestión tiene un ingreso en la policía pero hay una firma de salida que no fue reconocida por su madre...

-Sí, la van a someter a una pericia caligráfica, esa es la información de hoy, hay testimonios, que habría que chequear y profundizarlos que indican que lo vieron fuera de la Comisaría, ojalá que esto sea así, porque sería muy trágico, que el escenario sea concretamente una desaparición forzada de alguien que pasó por una Comisaría, fue golpeado y no aparece, para la familia, para todos, para el propio joven, ojalá que esto se resuelva de otra manera, ojalá aparezca y pronto.

Pero más allá de eso lo que hay que tener en cuenta que este caso lo que está poniendo en evidencia es que las condiciones para que casos así ocurran están presentes en la policía de Santa Fe, que no es objeto de reformas, que no está controlada políticamente, que tiene un nivel de autonomía escandaloso, que está participando en la gestión de los delitos en todo el ámbito provincial, que tenemos una situación crítica en materia de seguridad por el aumento de los homicidios en los dos departamentos, en la Capital y el departamento de Rosario y un gobierno que mira esto como si fuera un problema que no le compete, que sólo interviene presionando a los periodistas, cuando no le alcanza con comprar la voluntad de las empresas mediáticas.

Un gobierno que se metió en una operación político – judicial mediática escandalosa, como fue la desfederalización de facto, lo que hizo Vienna con la División Judicial con el gobierno provincial ...

- Sí, que terminó todo en un desastre absoluto...

- Fuimos muy pocos los que desde el comienzo dijimos que esto terminaba mal, mal en varios sentidos, mal porque todos los factores involucrados parecen personajes de una película de los hermanos Cohen, son todos, todos fueron chapuceros, todos unos impresentables, digo, la División Judicial hunde por sí misma a la causa porque aparece apretando a periodistas, aparece fracasadamente intentando ingresar a la casa de country de Pilar y termina presa por la policía de Buenos Aires, se le escapan, bah, deja salir a los presos.

El juez Vienna en si mismo un personaje patético, de otra película de los hermanos Cohen, porque niega lo que después tiene que afirmar, y aparece extorsionando a un policía, un escándalo, y la estrategia del gobierno en sí misma también fracasada. Porque hoy hay que salir a buscar la foto del momento del éxito, Bonfatti, Lamberto, el hoy escondido fiscal de cámara Guillermo Camporini, y el juez Vienna cuando hicieron el montaje, la escenografía del secuestro de los bienes de la vivienda de la familia Cantero, unos parlantes, un poco de dinero, unos autos, no nos olvidemos de esa foto, el gobierno jugó fuerte a esa estrategia. Toda la puesta en escena de las amenazas, que hoy me atrevo a afirmar que son fraguadas, porque fragmentaron unas escuchas donde le dieron credibilidad a la parte de las escuchas que hablaban un policía preso y un preso que había colaborado con las investigaciones ilegalmente, hablaban resentidos de que querían matar al fiscal, etc, etc, pero también dijeron otras cosas, quiénes fueron los cuatro grandes narcos que le dieron plata a Bonfatti para la campaña, y parece que para el gobierno una parte es creíble y otra no lo es, lo cual es bastante inconsistente.

Tampoco contaron la parte de las escuchas en que aparecen menciones de un Juez de Instrucción cuyo padre está condenado por delitos de Lesa Humanidad, estaba preso en Comodoro Rivadavia y negocia para que lo traigan a la provincia para luego darle, conseguirle una prisión domiciliaria, y cambio favores, por eso son una serie de escándalos... digamos algo más, aunque la División Judicial no hubiera sido escandalosa en todo el manejo de sus intervenciones, aunque a Vienna no le hubiera pasado nada con sus viajes a Miami y sus extorsiones a alguno de los policías imputados, aunque no hubiera pasado nada de eso la causa se cae porque es una causa absolutamente mal llevada adelante, porque es una causa que viola competencias Federales.

Y hay que insistir, la mayoría de los imputados hoy tiene falta de méritos y la gran mayoría está en prisión domiciliaria y esta causa con o sin Vienna, con o sin la División Judicial, con o sin los escándalos, no llegaba a ningún lado.

Esto hay que aclararlo porque fue un montaje, tan desgraciado, tan miserable, tan mal realizado, que aunque no hubieran pasado todos estos “accidentes” propios de los personajes con que se llevó esto adelante, esta causa no llegaba a ningún lado. Bueno, este es el gobierno que tenemos, que está gestionando la seguridad de esta manera, presionando a los periodistas, pagándole a los medios, haciendo operaciones, y delegando el control de la seguridad en gendarmes retirados, en una comisario principal como es Ana Viglione que llevó policías a su gabinete, que su gabinete político terminó con causas penales ...

- Un segundo de Ana Viglione fue retirado, despojado de la secretaría...

- Sí, tres de los cinco que llevó terminaron con causas penales abiertas y hay un juez, el juez Vienna, el héroe, el ídolo del gobierno provincial diciendo que Viglione estaba tratando de conseguir dos kilos de merca para plantarlos y blanquearse, ese es el nivel de degradación a que a llegado la política de seguridad de este gobierno provincial.

Entonces, en ese contexto, además, la tasa de homicidios disparada, una policía descontrolada y bueno, cumplieron el sueño (......) concretaron lo que querían hacer desde que se fue Daniel Cuenca, que es entregar la conducción de la seguridad pública, porque no saben qué hacer con ella, porque no tienen cuadros técnicos ni políticos que puedan sostener la gestión, y porque les está yendo mal, les está erosionando, y creo que esta es la preocupación, le está erosionando un capital político que es el de la honestidad.

Porque Zabalza, cuando el Cuervo Larroque le dijo en la Cámara de Diputados el término de narcosocialismo, Zabalza, muy digno, dijo “seremos pelotudos pero somos honestos”, y creo que hoy está quedando muy en duda esta honestidad y esto les preocupa, parece que los muertos se juntan entre los jóvenes de los sectores populares, que la sobrecriminalización campee en los barrios de Rosario y Santa Fe, que la desprotección sea una realidad en la vida de muchas personas de la provincia, no les ha impactado electoralmente y no les ha importado. Hoy parece que sí, pero ya han levantado algunos periodistas el informe de COPEA sobre la presión a medios y periodistas, y el mismo sindicato de prensa de Rosario hace tres semanas o sea que se resquebraja el frente de política de seguridad por varios lados...

Puede escucharse la entrevista completa del día Jueves 30 de octubre, 22 hs, Radio Nacional, programa “Al Centro y Adentro”, en http://alcentroyadentro.blogspot.com.ar/

A manera de epílogo

Uno a veces se burla, pues no le queda otro remedio, del nivel de incomptencia del nivel socialista- radical provincial en todos los terrenos: seguridad, educación, problemas sociales, obras, y hasta de casos de corrupción que sistemáticamente son tapados.

Por ejemplo los otros días. En una seccional de policía cuyo edificio había sido inagurado por Bonfatti en mayo en Segui al 5300, la 19, la EPE (Empresa Provincial de Energía) le retiró el medidor de luz por falta de pago. Es decir, el gobierno ni siquiera se había preocupado de pagar la luz, y es ridículo que una misma repartición del Estado deje a otra del propio Estado sin luz. Y la incoherencia era mayor, pues los de la cuadrilla, con algo de sentido común aunque de manera ilegal según sus propios parámetros, luego engancharon ilegalmente a la policía hasta que regularizaran su situación.

http://www.lacapital.com.ar/la-ciudad/La-EPE-retiro-el-medidor-de-consumo-de-energia-de-la-seccional-19-por-falta-de-pago--20141028-0037.html

Y claro, uno no puede menos que tomarlo con solfa. Pero cualquier mañana que uno abra el diario verá los continuos y crecientes robos a casas, negocios, con o sin habitantes en ese momento, en la ciudad o lejos de ella, de día o de noche, con o sin heridos, con o sin muertos. Y ni hablar los arrebatos, robos de vehículos: ya los diarios casi ni se molestan en mencionarlos de los numerosos que son salvo cuando es de alguien conocido.

Santa Fe, los habitantes de Santa Fe están absolutamente desprotegidos. Pues quienes estarían a cargo de la protección se dividen entre quienes están interesados en llevar su modelo al país y retener la provincia y las ciudades bajo su control y por eso para ellos lo principal es el marketing y lograr que la mayoría de la población los premie con su voto así se siguen repartiendo cargos, colocando a su gente y haciendo sus pequeños o grandes negocios “legales” o casi legales, satisfechos de su desgobierno si siguen ganando las elecciones; y aquellos que se reparten la provincia como botín para colocar la droga, gerenciar bandas y zonas liberadas, y trabajar delictivamente con total impunidad.

Y a no engañarse, ambos sectores están relacionados, asociados. Ambos quieren que las cosas sigan igual que hasta ahora. Y así nos seguirá yendo.

Fernando Pisani

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Nota: Es interesante consignar un párrafo de la declaración De la Asamblea por los Derechos de la Niñez y la Juventud "acompañamos a la familia de Franco Casco en la búsqueda de este joven de veinte años que fue detenido en la Comisaría Séptima de Rosario cuando debería haber estado llegando a su Buenos Aires natal después de visitar Rosario por una semana. (...) La policía de la Comisaría 7ma de Rosario, la misma que fue denunciada infinitas cantidades de veces por hechos de corrupción vinculadas al narcotráfico y a la trata de personas y por casos de violencia institucional, hoy intenta excusarse argumentando que Franco fue liberado, y además genera dudas sobre el comportamiento del pibe para así fundamentar su detención. Lo único que sabemos es que Franco fue detenido y que hoy no está, que le falta a su familia y a su hijo de tres años. Su madre, desempleada y proveniente de una familia humilde y trabajadora, se instaló en Rosario desde que no sabe nada de su hijo y no para de buscarlo. Ya se recorrieron hospitales, morgues y Comisarías. En todos estos días se fueron recolectando distintas irregularidades de la Comisaría 7ma que se dejan ver como muestra de que no se está conociendo la verdad del caso"

Nota 2:

Es de consignar que conocida la noticia del hallazgo del cadaver, entre los comentarios de lectores del diario La Capital aún pueden leerse frases como:

"bueno un caco menos, lástima la contaminación del río"; otro "desacato a la autoridad y no saber adonde estaba,fumado total.", Evidentemente gente como esa está feliz del accionar policial santafesino

Otros enlaces usados o citados

http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-258790-2014-10-31.html

http://www.lacapital.com.ar/policiales/La-fiscal-dijo-que-no-descarta-ninguna-hipotesis-sobre-el-cadaver-hallado-en-el-rio-20141031-0057.html

 http://notas.org.ar/2014/11/02/franco-casco-final-refleja-realidad-mato-policia/

Domingo, 02 Noviembre 2014 22:57 por  Fernando J. Pisani