"Atalo con alambre": los cambios en la escuela secundaria que quiere imponer el gobierno socialista de Santa Fe

La provincia de Sabta Fe va a implementar el año que viene un cambio curricular en la escuela secundaria sin ningún consenso por parte de las escuelas. Hay un fuerte cuestionamiento de los docentes de historia, ya que los cambios no han incorporado la materia Historia en el primer año de la secundaria. Los profesores

rechazan los cambios, pone en duda la seriedad e idoneidad de quienes lo redactaron y lo asemejan con la ley federal de educación. Lleva la firma de reconocidos educadores de todos los niveles y que se desempeñan también en el ámbito de las Universidades Nacional de Rosario y del Litoral. Entre las mismas, lo encabeza el director de la Escuela de Historia de la UNR, doctor Oscar Videla.” http://www.lacapital.com.ar/contenidos/2011/12/07/noticia_0043.html

En realidad el tema es más grave.

Los profesores de historia hacen ese cuestionamiento desde su disciplina con todo derecho y razón. Pero esto trasciende el tema de la materia Historia y su ausencia en el primer año y la incertidumbre de lo que puede pasar con Historia en los años del ciclo superior de la secundaria.

Pero para entender esto alguien que no está en el sistema educativo hay que partir de una ley nefasta que se aprobó en los noventa, la Ley Federal de Educación, que hizo desaparecer el sistema educativo tal como lo conocíamos (Primaria, Secundaria), eliminó las escuelas técnicas como tales y los títulos técnicos de nivel medio, entre otros dislates. Y en los bachilleratos hizo desaparecer todos los que existían: Perito Mercantil, Comercial, bachillerato en .... ,etc.

Esa ley, que tiene su origen en el Congreso Pedagógico de la época de Alfonsín, y que fue votada por unanimidad en el parlamento en 1993, una de las cosas que hace es primarizar los primeros años de la secundaria, con el objetivo de licuar contenidos y supuestamente así hacer una escuela más inclusiva (o sea de menor exigencia, de menor calidad, una escuela “contenedora”)

¿Y cómo se hace para primarizar?. Primero en muchas provincias se ponen esos dos primeros años de la vieja secundaria en la escuela primaria -aquí también ocurrió aunque también se mantuvieron esos años en la escuela media también-. Pero lo que es clave, se elimina la enseñanza disciplinar en esos dos primeros años, lo que implica entre otras eliminar las materias Historia, Geografía, Química, Física, Biología.

Entonces hubo muchas protestas, de las Escuelas Técnicas, de los profesores de Historia y otros, pero la reforma se impuso igual.

Cuando subió Nestor Kirchner lo primero que hace es restablecer a las escuelas técnicas con una ley (2005) y al año siguiente se aprueba una Ley Nacional de Educación que elimina la Ley Federal, restablece la vieja división de primaria y secundaria y hace algo muy importante: define el nivel secundario como obligatorio para todo el mundo.

¿Qué hace Santa Fe hasta hoy?: Nada. Ningún cambio, salvo la desaparición de los nombres EGB, EGB3 y Polimodal: siguieron y siguen los mismos planes de estudio de la Ley Federal.

Hubo un intento improvisado el año pasado (2010) de imponer un nuevo diseño curricular, inventando materias  con nombres raros como “Colaboratorio”, con más horas que cualquier materia (más que Matemática, Lengua, etc). Dio vergüenza ajena el nivel de precariedad y burla hacia los docentes lo que intentaron imponer y el pepeĺón tan grande que lo retiraron sin pena ni gloria y así pasó otro año en silencio -era año electoral, no vaya ser de perder algún voto- hasta ahora, que bajan unos nuevos documentos que muestran el nivel de autismo del gobierno socialista/radical.

Santa Fe es una de las provincias con mayor tradición en experiencias educativas innovadoras y distinguida en saberes docentes. Docentes que han demostrado siempre el compromiso con la escuela, con los alumnos, incluso en las peores épocas. Sin embargo, sabiendo el gobierno que tarde o temprano tenían que abandonar los planes de estudio de la Ley Federal, no dieron participación real, protagónica a las escuelas, directivos y docentes, ni de nivel medio ni de nivel superior, para hacer una buena implementación de las dos leyes educativas que Santa Fe aún no ha implementado. (Otras provincias sí lo han hecho, recuperando materias como Historia, y lo que es más importante, elaborando una ley de educación provincial acorde a las nuevas leyes nacionales, como lo hizo la provincia de Buenos Aires ya en el 2007, previo más de un año de discusiones de la misma)

Para colmo ya tenemos a cuesta la pesada carga de la implementación de la ley Federal, muy mal hecha en Santa Fe, pues a pesar de ser una mala ley, su implementación fue peor. Todos recordarán a Reutemann cuando defendió “la implementación a la santafesina”, es decir, a la bartola, al “atalo con alambre”, a lo más caótico que se pueda pensar. Cierto, los docentes conservaron las horas, lástima que el pato lo pagaron los alumnos y alumnas y sus aprendizajes.

¿Dónde está el problema central de este diseño curricular que quieren imponer, más allá de que es inconsulto?

Para entender lo que pasa con este “diseño curricular” es como si quisiéramos construir una casa sin planos y nos dedicamos a hacer una pared para poner una ventana, pues sabemos que va a haber una pared con una ventana. Los planos, los cimientos, la estructura, “se irá viendo” a medida que terminemos esa pared, que seguramente luego seguirá otra y otra.

Lo primero que debería hacerse es identificar los problemas fundamentales que tiene el sistema educativo en lo que hace a los aprendizajes que vienen de lejos y que la Ley Federal lo que hizo fue sólamente agravarlos y crear nuevos. Pero para el gobierno socialista estos problemas no existen, no hay ningún balance que hacer, ninguna conclusión que sacar, y por ende se puede seguir con lo mismo, con algunos cambios de maquillaje.

En segundo lugar lo que debería hacerse es definir el o los perfiles que ofrecerán cada escuela, es decir, de qué se van a recibir los alumnos y alumnas en cada escuela. Y sobre esa base armar los planes de estudio de cada propuesta educativa.

Armar un "plan" de "estudio" sólo pensando en el primer y el segundo año es un sinsentido, pues el plan de estudio debe ser una integridad, del primero al último año. Y debe estar orientado por el perfil de egresado/a que queremos.

Pongo un ejemplo

A nivel nacional se definieron tres modalidades de educación secundaria (cuatro si consideramos la modalidad para adultos): Una llamada Secundaria Orientada, otra Técnico Profesional y la tercera Artística.

En la modalidad orientada las escuelas pueden ofrecer varias alternativas: Ciencias Sociales o Ciencias Sociales y Humanidades, Ciencias Naturales, Economía y Administración, Lenguas, Agro y Ambiente, Comunicación, Informática, Educación Física, Turismo y Arte (con diferentes énfasis, música, teatro, diseño, etc)

¿Saben las escuelas qué orientación tendrán? ¿Están armados los planes de estudio para cada orientación? Y los planes de estudio los debe hacer cada jurisdicción, en este caso Santa Fe, no vienen bajados de Nación, de Nación sólo están los lineamientos generales, que están hace años...

¿Necesito decir que no están elaborados dichos planes estudio? (y menos que menos aún que se vengan trabajando y elaborando con las escuelas desde hace cuatro años...)

Pasemos a la modalidad técnico profesional: desde la Nación se aprobaron más de 15 títulos técnicos, entre otros, Mecánico, Electricista, Químico, Automotor, Electromecánico y muchos más ¿están elaborados por Santa Fe los planes de estudio de esos títulos técnicos?. No.

Por supuesto que se perdieron cuatro valiosos años (la ley está aprobada desde 2005), que se deben sumar los dos años de la gestión de la Ministra de Educación Adriana Cantero/Obeid, que como ella era partidaria de la Ley Federal paralizó todo cambio mientras estuvo como ministra, abortando el proceso iniciado bajo la ministra Carola Nin/Obeid en el 2004/Oct. 2005 (las reuniones con las escuelas, las convocatorias a docentes de historia, a directivos de escuelas técnicas, los cambios a aspectos de la implementación de la Ley Federal -estando aún esta vigente, cuestionándola y planteando la necesidad de una nueva ley-).

Los profesores de historia, que incluyen también los que forman a los profesores de historia, ponen de manifiesto la inconsistencia del plan respecto a una materia, pero la precariedad excede al tema de Historia.

Ellos dicen que

"El diseño curricular tiene una fundamentación inconsistente y contradictoria desde el punto de vista teórico y metodológico, al punto que ponemos en duda que esta propuesta haya sido redactada por especialistas, interrogante abonado por el anonimato del documento. Los contenidos son excesivos e inviables para ser desarrollados en la carga horaria asignada, derivando de ello un auténtico vaciamiento de la disciplina. Asimismo, en un futuro inmediato, esta reforma reduce ostensiblemente la inserción de los profesores de Historia en el sistema educativo.

La reforma exclusivamente centrada en el ciclo básico, deja dudas sobre la presencia de la Historia en el ciclo siguiente, dado que los contenidos que venían desarrollándose en 1 º, 2 º y 3 º año fueron compactados en cuatro horas cátedra de 2 º año. Una reforma seria requiere de la organización del nivel completo, como producto de un debate amplio en el cual participen docentes secundarios, institutos terciarios y universidades. La elaboración participativa de un diseño demanda tiempos acordes para el análisis, que no se limiten a aspectos formales y burocráticos al modo de una “puesta en escena.” , La Capital, 07/12/2011

Es muy cierto lo que manifiestan al final de su escrito:

Consideramos que esta reforma debería ser la oportunidad de superar los lineamientos impuestos por la nefasta la Ley Federal de Educación, y lejos de esto vemos que no hace más que profundizarla. “

Y lo lamentable es que es probable que el gobierno socialista imponga este diseño curricular “a la que te criaste”, que debilita tanto a las escuelas secundarias bachilleres como a las escuelas técnicas.

Utilizará una especie de soborno: Sres Docentes: no se hagan problemas, ustedes tendrán su carga horaria, tal vez no en el primer año, sí en el segundo, y nadie perderá trabajo.

Ya lo vivimos bajo la Ley Federal, tanto con Historia como con los demás espacios curriculares.

El gobierno provincial especula con el cansancio de los docentes y directivos, cansados de tantos cambios y malos cambios. Especula que terminen aceptando estos si no les tocan sus horas o pueden reubicar a los docentes en cualquier lugar cosa de no tener problemas de horarios.

También hubo complicidades sindicales cuando la Ley Federal. O actitudes "críticas" funcionales a la misma. Y especularán conseguir lo mismo ahora.

¿Y los alumnos y alumnas?: bien gracias

 

Fernando J. Pisani

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.notasyantidotos.com.ar

Tema tratado en  Radio Nacional, Rosario, en el programa “Centro y Adentro – Periodismo Transnochado” - Viernes 9/12/11 -  23 hs

 

 

Viernes, 09 Diciembre 2011 23:58 por  Fernando J. Pisani