La tragedia en Once en el Ferrocarril Sarmiento y los discurso de la presidente en Rosario, el 27 de Febrero, y en el Parlamento son elementos claves para recontextualizar discusiones sobre “el modelo”, sobre por dónde pasan los cambios hoy en Argentina, los cómo, los con quién, los cuándo.

La polémica, siempre dada y siempre por dar, reclamada en Rosario por Cristina, (“hablo de que toquemos y que analicemos y abordemos todos y cada uno de los problemas con seriedad y profundidad”), no puede ignorar ni subestimar que hay mucho odio y demasiados intereses contrapuestos en juego.

El aumento de la dieta de diputados produjo una multitud de críticas, especialmente fuertes desde los medios de comunicación hegemónicos, por reconocidos opinólogos opuestos al kircherismo. Por otro lado, no es necesaria ninguna encuesta para detectar que dichas críticas han encontrado buena aceptación en gran parte de la población.

Un típico exponente de estos (des)formadores de opinión, Nelson Castro, afirmó que

"La decisión (…) de disponer un aumento de la dieta de los legisladores en un 100% ha producido indignación.” (…) “ese aumento en un nivel que excede y por lejos a aquel a cuál están sometidos el resto de los pobladores. Las paritarias están todas en 20% y 25%. Uno hubiera entendido si se subían un 25%. Este 100% produce indignación”. Y corona: “uno entiende que un legislador debe ganar muy bien, también un maestro, un médico, un policía. Son todos funcionarios del Estado” (*).

 Similares afirmaciones podemos encontrarlas en el otro extremo del arco político. Por ej., el Frente de Izquierda en voz de su candidato a vicepresidente, Christian Castillo, dirigente del PST, cuestiona el aumento y afirma que “todo funcionario tiene que ganar lo mismo que un docente o un obrero”.

Es un escándalo; cualquier trabajador que vio la noticia se indignó profundamente, porque acá se le está diciendo que se le pone un techo salarial del 18%, o a lo sumo le dan el 24” “Quieren justificar salarios de entre 30 y 35.000 pesos que tiene una funcionalidad: un Parlamento con diputados que tienen esos ingresos es un Parlamento de personas (...) completamente alejadas de las condiciones de vida del pueblo trabajador (…) En la campaña electoral del Frente de Izquierda sostuvimos, y fue uno de nuestros spot, que cualquier funcionario político tenía que ganar lo mismo que un docente o un obrero metalúrgico especializado.” (**)

Pino Solanas cambió su tradicional “es un escándalo” por es “un abuso” y denunció que el aumento es un “acuerdo entre todos los bloques mayoritarios: el oficialismo, el radicalismo, el PRO, el FAP”, y agregó que

no se puede justificar de ninguna manera un aumento que vaya más allá de la media que discute de ajustes salariales el conjunto de los trabajadores. Es poco ético. Tras cartón, te digo que los sueldos de los legisladores, comparados con los del resto de la administración pública y con legisladores provinciales y municipales, está hiperretrasado. Un legislador provincial gana entre $25 y $30.000; un concejal, $20.000 o más; un director de repartición ministerial, entre $25 y $30.000; un juez federal gana $35-$40.000; un juez de la corte suprema gana $55-$60.000. Un ministro gana más de $40.000. Yo cobré de bolsillo $12.000. Jamás me quejé” (***).

Más allá del tema de los porcentajes, que es algo relativo, la cuestión es el monto real que queda. ¿Es mucho que ganen entre 28.000 y 35.000 pesos? ¿Cuánto deberían ganar?

La afirmación que los legisladores deben ganar lo mismo que un docente o un obrero es simpática y seguramente puede concitar mucha adhesión en la población. Pero bajo la apariencia de un mayor igualitarismo, lo que esconde es un profundo antidemocratismo y un apoyo a lo peor del liberalismo.

No puede extrañar que personajes que históricamente han sido progolpistas o simpatizantes de los gobiernos más reaccionarios y represores reclamen que los salarios de los legisladores no sea muy distinto a lo de un maestro o de un policía. Para ellos lo mejor sería que no existiera el parlamento. Y si existe, cuando más devaluado y desjerarquizado esté, mejor.

Medios: Trapitos al sol
por Lunes, 26 Diciembre 2011 15:26

 El conflicto entre el Gupo Uno (Vilas-Manzano) y con el Grupo Clarín terminó de romper el bloque monolítico que tuvieron en su momento ambos grupos respecto a la Ley de Medios Audiovisuales. No quiere decir que no tengan aún intereses en común, ni que hayan cambiado de políticas, pero el actual conflicto con respecto a la fusión CableVisión- Munticanal es una muy buena oportunidad para la sociedad de enterarse de cómo operan los monopolios, esos que dicen que no existen. O por qué hablamos de medios hegemónicos.

Quienes en su momento por ejemplo decían que hablar de monopolios era coartar la libertad de prensa, o que la ley de medios implicaría pérdida de puestos laborales, ahora escriben lo contrario:

monopolio lacapitalmensaje3.png 2039641577

Dicho sea al pasar, cualquier parecido con lo que hizo el grupo Uno con dos radios de Rosario es mera coincidencia... recordarán la lucha solidaria de los trabajadores el diario La Capital el año pasado

No obstante el comentario anterior, estas denuncias del Grupo Uno son importantes, pues una cosa es que hablen de los peligros de los monopolios los partidarios de la Ley de Medios o del proyecto kirchnerista, y otro que lo hagan quienes han sido -y son- anti K y estuvieron en contra de la Ley de Medios

Es bueno que ellos mismos empiezan a mostrar los trapitos sucios, y no justamente los de los pibes que en al calle quieren rebuscar el mango.

En el día de hoy, el diario La Capital de Rosario (del Grupo Uno), saca un interesante artículo titulado “Los abusos de Cablevisión para apretar a productoras”

Allí pone el ejemplo de la empresa dueña de “El Garage TV”, El Haiek Producciones (Tal vez han visto ese programa conducido por Ursula Vargues y Carolina Prat, que se emitía por Canal 13 al medio día)

En el 2007 el Grupo Clarin le propuso la compra de la productora, a lo que su dueño, Miguel El Haiek se opuso.

Entonces Canal 13 pasó ese programa a las 2 de la madrugada, lo que obviamente puso en problemas económicos a la empresa, toda vez que su producto fue devaluado (no es lo mismo vender publicidar al medio día que a la madrugada) y así naturalmente puede forzar la venta, o comprar a precio vil o hacerlo desaparecer.

Además, el canal El Garage, que estaba en la frecuencia 20 de Multicanal y Cablevisión la pasaron a la frecuencia 63 cosiderado como "la siberia del cable"

El tema ya había sido tratado indirectamente por Ambito Financiero el 14 de enero de 2008, con motivo de la compra del grupo Clarin de Carburando SA, que temeroso de que le pasara lo mismo que a El Garage, aceptó la oferta del Grupo. ¡Y quién sabe cuantos casos más hubo y habrá!

Ahora, hace poco,  (... más abajo botón de leer más...)

Al atardecer del día que asumió su segundo mandato, ante la multitud entusiasta en Plaza de Mayo, la presidente Cristina Fernández de Kirchner se dirigió a ellos y entre otras cosas dijo:

Y aquí estamos, en un mundo convulsionado, complejo y difícil con nuestro modelo nacional y popular y democrático de pie, dando testimonio de que es posible un desarrollo diferente que centre en el pueblo (…) las posibilidades de crecer y distribuir. Distribuir conocimiento, distribuir la palabra, distribuir el ingreso, en definitiva, distribuir democracia que de eso se trata después de todo.”

Distribuir el ingreso es el más evidente de las tres “distribuciones” señaladas, tal vez no tanto las otras dos. Pero aún así, desde cada lugar, surge la pregunta cómo aportar a ello.

La provincia de Sabta Fe va a implementar el año que viene un cambio curricular en la escuela secundaria sin ningún consenso por parte de las escuelas. Hay un fuerte cuestionamiento de los docentes de historia, ya que los cambios no han incorporado la materia Historia en el primer año de la secundaria. Los profesores

rechazan los cambios, pone en duda la seriedad e idoneidad de quienes lo redactaron y lo asemejan con la ley federal de educación. Lleva la firma de reconocidos educadores de todos los niveles y que se desempeñan también en el ámbito de las Universidades Nacional de Rosario y del Litoral. Entre las mismas, lo encabeza el director de la Escuela de Historia de la UNR, doctor Oscar Videla.” http://www.lacapital.com.ar/contenidos/2011/12/07/noticia_0043.html

En realidad el tema es más grave.

A diez años del tristemente célebre "Corralito", Hermes Binner y Mauricio Macri, desde dos lugares aparentemente distintos, defienden las políticas neoliberales que tan bien implementó Domingo Cavallo durante los noventa.

Lo de Macri se entiende, casi es un inimputable; pero parece que el Doc. Hermes Binner no ha sacado ninguna conclusión del gobierno de la Alianza de De la Rua, de la cual el socialismo fue uno de su componentes.

En realidad no me debería llamar la atención. Binner es coherente con la socialdemocracia de todo el mundo, que ha hecho padecer al pueblo español, griego y tantos otros. Y Macri, simpatizante de las políticas que implementó Berlusconi, Piñera y tantos otros.

Es que tanto la socialdemocracia como la centro-derecha liberal de todo el mundo hoy tienen similar programa económico.